Blog de arqarea

TECNOHABITAT

La creación de Distritos Económicos en el sector sur de la ciudad autónoma de Buenos Aires como son el Distrito de las Artes, el Distrito del Deporte y el Distrito Tecnológico; responden a los planes del gobierno de la ciudad que busca impulsar el desarrollo económico y social de esta parte postergada de la ciudad. En el barrio de Parque Patricios, se desarrolla hace nueve años el Distrito Tecnológico (DT).
La generación de normativas, cuyos objetivos están dirigidos a promover la concentración y radicación de industrias de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) que alienten la reactivación económica y mejoramiento urbano del barrio mediante capitales privados, hoy enfrentan la disyuntiva por conocer si lo que se viene logrando está orientado al mejoramiento paulatino del barrio debido a los efectos del desarrollo del polo tecnológico como su razón de ser, o si tangencialmente, debido a la especulación de un mercado inmobiliario, el incremento el valor del suelo y el desplazamiento de las poblaciones vulnerables, generan las condiciones para formar un tipo de gentrificación que conduce al barrio hacia una suerte de centro corporativo y administrativo que desplaza y resigna lo residencial.
Ante el despliegue del Distrito Tecnológico, ocurre la irrupción de nuevos actores que convergen en el barrio sobre todo en la franja horaria laboral  incentivando una nueva dinámica social y urbana, donde ocurren nuevas relaciones sociales y consecuentemente se generan matices y contrastes entre la obsolescencia de predios antes industriales y los nuevos proyectos corporativos, educativos y comerciales emergentes que van marcando alteridades pero que, relativamente, también generan posibilidades entre el Distrito Tecnológico con algunos lugares obsoletos del barrio, y entre los residentes con los trabajadores TIC; suceden entonces relaciones nuevas entre objetos urbanos y entre sujetos que lo habitan, se potencian nuevas relaciones entre sujetos y objetos. 
Por ello, resulta indispensable indagar sobre los procesos de configuración arquitectónica que contemplen la vivienda como engranaje entre los proyectos que surgen del Distrito Tecnológico con las particularidades existentes y cambiantes del barrio, concilie las contingencias sociales y aborde la inclusión de actores emergentes, periféricos y contiguos,  para germinar un hábitat capaz de contener los cambios sociales y urbanos que afronta el barrio, generando un hábitat tecnológico o tecnohabitat que incluya, contenga y responda a los nuevos modos y formas de vivir que se instalan y van transformado al barrio.
¿Que es un Tecnohábitat?
Podría resumirse como la construcción técnica entre los entornos urbanos y humanos.
La palabra “tecno” se sustrae de la raíz etimológica de lo tecnológico y a partir de ello se abren las posibilidades para la ampliación y apertura de su concepto. Al anteponer la palabra Tecno de Tekhne, a la palabra hábitat, se genera un nuevo sentido con cierta fuerza gramatical que sintetiza el significado que se busca en la idea arquitectura. Esta intención no es propia, se ha venido aplicando en la generación de nuevas definiciones como la Tecnocientífica, referida a la conjunción del uso de la tecnología para la ciencia, la Tecnogénesis, como la re significación de las ecologías humanas en alusión a las personas dependientes con discapacidades o la Tecnópolis que están más emparentadas con los centros de innovación tecnológica de grandes extensiones, designado principalmente a Silicon Valey, referente mayor de los Distritos Tecnológicos.
Se podría conferir entonces una doble significación al Tecnohábitat, una ambigüedad o polivalencia 1) como el arte o la técnica referida a la manera de enlazar los componentes del DT al barrio para generar un nuevo hábitat a partir de un proyecto arquitectónico habitativo y de la incorporación de los sujetos implicados y 2) cómo la tecnología del DT la aporta al barrio a nivel social; con el propósito de incluir, generar o fortalecer un diálogo entre DT y barrio.
El Tecnohábitat incorpora al significado del Distrito Tecnológico el del hábitat, los contiene de manera equiparable, es decir resignifica el concepto original de Distrito , colocando en éste al sujeto con la posibilidad de generar y potenciar lo residencial desde su concepción y no como un efecto tangencial o colateral liberado al mercado únicamente. Podría valer este nuevo significado para aquellos parques, distritos y polos tecnológicos que se implanten en barrios degradados con la finalidad de revitalizarlos puesto que el hábitat incluye al sujeto, en cambio el distrito no necesariamente lo incorpora, puesto que la palabra “Distrito” se designa como un ente desde lo jurídico y administrativo, en cambio la palabra Hábitat lo hace desde la presencia del sujeto. Los sujetos juegan un papel determinante en la re-configuración de aquellos lugares para transformarlos en nuevas partes revitalizadas de ciudad y garantizan la permanencia de las relaciones entre los entornos humanos y urbanos como aspectos esenciales de intercambio y transformación del hábitat.
Es decir el Tecnohábitat carga la obligación de pensar, a través de la arquitectura, una estancia para el sujeto entre los entornos y la tecnología, es el punto inicial que se debe tener en cuenta como significado para la germinación de nuevo hábitat  en el barrio, donde lo residencial y lo colectivo sean los que dinamicen los contenidos del DT que se van generando en el futuro del barrio.
Sin emabargo, las actuales medidas que se están tomando por parte de las instituciones de gobierno en relación a la tecnología y el hábitat no se articulan debidamente con la agenda disciplinar contemporánea para generar un concepto de Tecnohábitat y que la disciplina no aborda o al menos no lo aborda sustancialmente. 
Una respuesta pertinente, quizás atrevida, seria estudiar la irrupción de los actores a través del análisis del contexto, la deconstrucción del sujeto contemporáneo en base a los usuarios, entidades y futuros implicados de las actividades TIC; de esta manera se pueden obtener nuevos insumos proyectuales resultando necesaria esta operatoria para entender las posibilidades de permanencia que tiene el sujeto y el proyecto dentro de este contexto actualmente fragmentado y que a partir de éste se aborde un proceso de configuración de un nuevo hábitat contemporáneo y situado; un proyecto catalizador que integre la vivienda colectiva con las TIC y demás proyectos insertos en el distrito tecnológico del barrio de Parque Patricios para posteriormente, como metodología,  abordar la relación entre el sujeto y los componentes de la arquitectura obteniendo posibles maneras de configuraciones arquitectónicas, trasladando luego desde el polo social los datos obtenidos del sujeto hacia los componentes de la arquitectura, pudiéndose establecer resultados operativos que se sustenten en el estudio de las piezas claves : El sujeto, quien demanda y El Contexto a quien se responde, es decir generando un hábitat en una dialéctica permanente.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: